Un poco de fútbol para dormir al pueblo

martes, 20 de junio de 2006

En Costa Rica, la relación sele-afición se puede describir por un ciclo de vida: primero el apoyo total, luego la duda, de seguido la desconfianza total, un pequeño receso, para luego iniciar nuevamente el ciclo. Bueno, ahora que ustedes están en la fase de desconfianza total, osea que ven la realidad del fútbol tico, les escribo este artículo.

Es claro que Costa Rica nunca ha tenido mucho fútbol que ofrecer, hay buenos jugadores de manera aislada, pero nunca un buen equipo.

En cambio, en otras disciplinas deportivas tenemos verdaderos atletas que han puesto muy en alto el nombre de Costa Rica, obteniendo prestigiosos lugares en diversos torneos, incluyendo unas cuantas medallas olímpicas, entre ellas el oro.

Incluso este país es un destino atractivo para competidores de aventura, y no me refiero a venir a saltar en Bungee Jumping, sino a verdaderas competencias, multidisciplinarias, que duran desde unas 10 horas hasta varios días continuos. En el campo del Ciclismo de Montaña, Costa Rica tiene tiene mucho que ofrecer, esta disciplina ya se ha popularizado, y de hecho aquí se realiza una de las competencias más duras del mundo, que es la famosa Ruta de los Conquistadores.

¿Entonces, que es lo que impulsa a la afición tica a apoyar incondicionalmente una de las disciplinas de más bajo nivel en Costa Rica? Es aquí donde entramos en el ámbito político, a nuestros gobernantes (los corruptos) les sirve tener un pueblo dormido, un pueblo dormido no se da cuenta de los chorizos que ellos hacen, un pueblo que no sabe lo que pasa no reclama, un pueblo que no reclama es completamente manipulable.

¿Ven como va la cosa? Ya se deben imaginar porqué se le da tanto apoyo económico al fútbol, a pesar de que el gremio futbolista no se ha ganado tal mérito. El gobierno necesita desviar la atención del pueblo.

¿Y los medios? Ellos cumplen un papel muy importante en todo esto. Que qué desayunó la sele, que a donde fueron a pasear, lo que dice la mamá de tal jugador, como les fue en el entrenamiento, que los aficionados, la lesión de Fulanito, que como es la ciudad donde están, que el colado, etc, etc, etc... pura basura.

Y ahora que todos quieren condenar a la sele, los medios también lo hacen. Que el fracaso de la sele, que quién tiene la culpa, lo que dice el aficionado, lo que siente tal persona, que el debate, que la encuesta, que como levantar a la sele, etc, etc, etc... y siguen acaparando la atención del pueblo, manteniéndolos al margen de sus verdaderos problemas, ocultándoles la realidad.

Ahora que vengan otra vez con el cuento de que ahora si nos vamos a preparar para el otro mundial (el inicio del ciclo), espero que no lo vacilen como siempre, que vean nuestra verdadera selección de fútbol y no dejen que los aparten de la vida real.

Se vale disfrutar del fútbol, es un excelente deporte, pero por favor, ponga los pies sobre la tierra.

Fotos tomadas de Nación.com y Repretel.com respectivamente

Logo de Google para la Copa del Mundo

viernes, 9 de junio de 2006

Cómo es usual, Google cambia su logo de acuerdo a fechas o celebraciones importantes. Hoy, que inicia la Copa del Mundo, al ingresar a Google.co.cr veo un logo alusivo en donde sale un futbolista con el uniforme de La Selección de Costa Rica, me fijo entonces en Google de Alemania y el jugador viste con el uniforme de la Selección Alemana.

Los mismo con Google de Brazil, Holanda, Francia, Ecuador, México, Arabia Saudí y quen sabe cuantos países más. Esta vez no solo hicieron un logo conmemorativo al evento, sino que uno diferente para muchos de los países participantes (o quizás todos). Es un detalle interesante.

¡Que lindo, amaneció nublado!

miércoles, 7 de junio de 2006

Parece que el día de hoy, el sol no quiso asomarse en el Valle Central, un manto grisáceo de nubes tomó su lugar, algo deprimente para muchos.

Temprano en la mañana salgo de mi casa y hecho una mirada al jardín. La época lluviosa, que ya entró de lleno, había logrado unos firmes colores verdes en las hojas de las plantas, dejando de lado las tonalidades amarillentas de la época seca; la humedad que recubre el jardín da un brillo especial, y hace que los colores sean intensos, más saturados. Al fondo, un cielo con diversos grises hace contraste y reaviva aún más la belleza del pequeño jardín.

Hecho ahora una mirada a la calle, negra, sucia y rodeada de viejas y despintadas edificaciones. El paisaje es aburrido, deprimente. No hay ningún paisaje de colores naturales que hagan juego con el cielo. Entonces fue cuando me di cuenta: no es el día el que deprime la ciudad, es la ciudad la que deprime el día.