Yo Salvé a un Tiburón

lunes, 19 de noviembre de 2007

MarViva es una organización sin fines de lucro que trabaja con las autoridades y comunidades para proteger los recursos marinos y costeros del Pacífico Oriental Tropical y el Caribe. En este momento está llevando a cabo una campaña llamada Yo Salvé a un Tiburón.

El objetivo es erradicar la práctica del aleteo de tiburones. Esta consiste en cortar las aletas de los tiburones y desechar sus cuerpos al mar, sin importar si todavía vive. ¿La razón de esta práctica?, el alto valor que tienen las aletas en los mercados asiáticos.

Claro, no hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que esta práctica, además de cruel, implica un gran desperdicio de nuestros recursos pesqueros. Una pesca sostenible y el aprovechamiento integral del tiburón sería una mejor opción, tal cómo lo indica esta organización.

Malpaís se ha integrado a la campaña y ha producido este tema:



Para más detalles y para firmar la petición, ingrese a www.navegalo.com/aleteo

2 comentarios
Anónimo dijo...

Por mi parte, estoy apoyando esta campaña; ya que aunque muchas personas no lo sepan el tiburón como todos los animales del ecosistema marino son de una otra manera importantes.

Todos mis amigos ya salvaron a un tiburón.

Espero que más personas tomen conciencia día con día de este problema y nos ayuden a erradicarlo o por lo menos minimizarlo antes de que sea demasiado tarde.

Felicidades por su iniciativa en este bloq.

Saludos,

Karla

4/5/08 2:46 p. m.  
Anónimo dijo...

Muy bien por la campaña, pero en vez de estarla promocionandola con estrellitas de la tv que se ve que no tienen idea del asunto (como la lamentable presentacion de Aura Cristina en el evento en Bogotá) deberian enfocarse en una sustitucón de una actividad para el aleteo.Por ejemplo, deberian promocionar tiquetes aereos a precio de tierra a los destinos del pacifico colombiano y dotar a las personas que viven del aleteo de barcos turísticos, con fondo de vidrio por ejemplo, motos nauticas, delimitar areas de reserva para turismo marino, e incentivar en estas poblaciones el control de la natalidad para que la plata que ganan por otras actividades les alcance, hacer una campaña para la sustitución de productos con estas aletas, vetar moralmente a los restaurantes que venden estos productos, una valla con un tiburón muriendo en la mitad de un sitio muy transitado con un mensaje sobre el consumo de estos productos, en fin hay que es enfocarse en quienes los cazan y en quienes los compran...

6/6/08 4:02 p. m.  

Publicar un comentario