El ser humano contra la montaña

lunes, 31 de diciembre de 2007

Seis y media de la mañana, desayunados y con la carga a cuestas estábamos listos para enfrentar una de las más inaccesibles zonas de Costa Rica, la Cordillera de Talamanca. El objetivo de la gira: alcanzar cuatro de los picos de más de 3000 metros sobre le nivel del mar, de los 47 que tiene Costa Rica.

A lo largo de la ruta disponemos de tres áreas para acampar, sin embargo la idea es llegar el primer día de caminata hasta el segundo puesto, a 20 km, y levantar el campamento, para el día siguiente subir sin carga hasta el Kamuk y regresar. No sabíamos a lo que nos enfrentábamos.

Un par de kilómetros antes del segundo área de camping conquistamos la cumbre del Cerro Nai a 3193 msnm, para esa altura de la gira habíamos caminado kilómetros por un trillo bastante difícil lleno de pronunciadas pendientes. Yo, el menos experimentado, iba agotado a pura fuerza de voluntad. Descendiendo el cerro comienza una dolencia en mi rodilla izquierda que me hacía renquear. Fatigado, lesionado y con diez horas de caminata, tuve que aceptar que no podría ir más allá del segundo puesto. Un miembro débil implica un gran peligro para el resto del equipo.

Al día siguiente el resto del equipo se dispone a conquistar los tres picos restantes sobre los 3000 msnm, incluyendo el Kamuk, con 3549 msnm, el segundo más alto de Costa Rica. Mientras, yo recuperaba fuerzas, las suficientes para lograr salir de esa amenazante montaña. Ocho horas después, con 23 km de caminata, y casi sin fuerzas, regresa el equipo victorioso por haber cumplido con el objetivo, un logro más en nombre del Club de Montañismo de la UCR.

Al día siguiente iniciamos el regreso, la dolencia en la rodilla había desaparecido. Afectado por el frío pero con más fuerzas me pongo en marcha con el resto del equipo. Subo lento y con cuidado nuevamente al Nai, y de ahí acelero el ritmo por un sin fin de "sube y bajas" y pronunciados descensos hasta llegar al primer puesto. Todo bien hasta el momento, estábamos cansados y mojados pero todavía con muchas fuerzas. Comemos un poco, recogemos agua y continuamos antes de enfriarnos demasiado.

La dolencia en la rodilla se hace otra vez presente, primero como una pequeña e insignificante dolencia, luego como un intenso dolor si me atrevía a doblar la rodilla. Con la pierna casi tiesa, recojo una varilla de bambú que utilizo para apoyarme. En medio de la nada, sabía que no podía detenerme, nadie me sacaría de ahí así de fácil. El apoyo de mis compañeros es constante, y bajan el ritmo manteniéndose siempre a mi lado. Casi nueve horas de iniciada la caminata, llegamos al albergue donde iniciamos la gira dos días atrás.

Nunca habíamos hecho una gira tan dura. El Chirripó se vuelve un juego de niños si lo comparamos con la exigencia del reto que acabábamos de enfrentar. Una lesión en la rodilla, la cara quemada por el frío y casi sin fuerzas, reafirmo todavía más el respeto que debemos tener por la montaña.

Nunca había desistido de cumplir con un objetivo. Esta vez ganó la montaña, será en otra ocasión y con mayor preparación que intente alcanzar nuevamente la meta.

Muchas gracias a mis compañeros Alejandro, Jorge, Alonso y al guía Freddy por el verdadero trabajo en equipo que hicieron para mantenerme vivo en una dura prueba que sin duda estará fresca en nuestros recuerdos por mucho tiempo.

~~~


Descendiendo el Cerro Nai el día que regresamos al albergue.




También pueden echar una ojeada a algunas fotos de la gira.

Plugins Flash 9.0.115.0 y Java (IcedTea) en Ubuntu Gutsy de 64 bits

sábado, 22 de diciembre de 2007

Hace poco instalé Ubuntu Gutsy (v7.10) para 64 bits, con lo que me meto de lleno en el uso de esta arquitectura. Este sistema usa el procesador como se debe, sin embargo todavía hay cosas que dan problemas, entre ellas la instalación del plugin de Java y Flash.

En Gutsy, estos plugins se podían instalar fácilmente desde el mismo navegador Firefox. Sin embargo falla con el reciente plugin de flash (v9.0.115.0) pues como la suma MD5 da diferente, se reusa a instalarlo. Y el plugin Java (IcedTea), aunque lo instala exitosamente, no funciona adecuadamente. Así que les pongo una solución actualizada para instalar estos plugins en el Firefox del Gutsy de 64bits.


Plugin Flash

Primero, con el Synaptic, hay que eliminar el paquete flashplugin-nonfree, si es que está instalado.

Luego, podríamos usar el nspluginwrappe tal cómo lo hace el Firefox, pero es más sencillo (y me parece más estable) descargar este paquete e instalarlo haciendo doble-clic sobre él.


Plugin Java

Lo que hace Firefox es instalar el paquete icedtea-java7-plugin que viene en los repositorios oficiales, pero que no funciona. Así que la solución es instalar una versión actualizada desde otro repositorio. En Synaptic ir a Configuración -> Software de otros proveedores -> Añadir..., y agregar esta línea:
deb http://people.ubuntu.com/~doko/ubuntu/ gutsy

Presionamos el botón Recargar y ahora si, instalar el paquete con todas sus dependencias. Si tienen instalada la versión defectuosa, solo necesitan actualizarla.


Pueden probar los plugins viendo algún video en YouTube y con la prueba para Java que ofrece Sun Microsystems.

PD: Firmen esta petición para que Macromedia libere las especificaciones de Flash/Shockwave, o por lo menos compile versiones para 64bits.

PD2: Ingresen a mi nuevo blog: A 64 bits...

100 artículos en El blog de Leo

Hace tiempo ya que celebré el artículo número 50. Ahora escribo un poco menos, pero con este ya son 100 artículos en mi blog.

Continúo en la marcha, publicando de todo un poco para mis amigos y amigas. Espero que les siga causando interés y se expresen también a través de los comentarios. Me gusta leer sus impresiones, darme una idea de como ven la vida.

¿Trabajar para vivir, o vivir para trabajar?

domingo, 16 de diciembre de 2007

Hace meses había visto este corto de Edu Glez. De casualidad me lo encontré de nuevo así que se los pongo a ver que les parece.



¿Qué quieren ser cuando sean grandes?

Dos años del Blog de Leo

Esta sería la entrada número 98, con la que anuncio dos años y un día del Blog de Leo (si, pasé ocupado y olvidé publicarlo ayer).

Espero que les siga gustando el blog y den sus opiniones.

¡Colacho no existe!

domingo, 2 de diciembre de 2007

Niños, niñas, debo decirles algo de lo que me he enterado, algo que contradice lo que nos han metido en la cabeza durante años... ¡Colacho no existe! Así es, Santa Claus, Papa Noel, o cómo quieran decirle, ¡no existe!

Ese gordito vacilón que hace millonarios a las grandes jugueterías y demás tiendas ¡no existe!, ese tipo de rojo que le trae más regalos a los niños ricos que a los pobres, aunque se porten bien, pues si mis amiguitos, ¡no existe!

Se que en este momento están llorando y se niegan a aceptar la realidad, pero no se preocupen, aquí si tenemos un verdadero personaje que representa la navidad: El niño Dios. Él trata por igual a ricos y pobres porque no es el dinero lo que le importa, sino el amor.

Cuando vean un Colacho en la calle patéenle la espinilla y grítenle: Red go home!

¡Feliz Navidad!


PD: La nieve que se ve en las ventanas de la Librería Universal ¡es falsa! ¿Alguna vez han visto nevar en este país tropical?