Llegando lejos en el deporte

viernes, 29 de agosto de 2008

Conversando con mi amiga Marce surgió un interesante comentario: "vos serías muy buen nadador", me dijo. Interesante pues no es la primera vez que me dicen algo así en el ámbito del deporte. Llegar a ser un deportista de alto rendimiento es algo que he analizado ya en otras ocasiones. ¿Qué tan recomendable sería llegar lejos en alguna disciplina? Asumiendo que tuviera la edad necesaria.

La idea de cosechar triunfos a cambio de dedicarme a alguna de las disciplinas que me apasionen suena muy bien. A pesar del intenso trabajo necesario, los constantes avances podrían ser suficiente motivación para continuar.

¿Pero que pasa con mi futuro? En este país ser un deportista de alto rendimiento no tiene su recompensa, por lo menos no en el aspecto económico. A menos que me dedique al fútbol, los ingresos no serían suficientes como para llevar una vida digna. Terminando mi período competitivo, no me quedaría nada. Ni un trabajo estable, ni estudios, ni dinero para invertir. ¡Nada!

Dándole vuelta a estas ideas, supongo que muchos jóvenes pensarán igual. Estoy seguro que aquí existen potenciales campeones mundiales, pero ¿Qué motivación tienen para entregar su vida al deporte y representar a su país?

Si los deportistas costarricenses recibieran el apoyo que se debe, estoy seguro que en Costa Rica abundarían los campeones mundiales.

¡Fuera pelos!

sábado, 23 de agosto de 2008

Luego de múltiples y acaloradas discusiones con mis amigos, he decidido escribir esta entrada. El tema en cuestión: ¿Les gusta a ellas que nosotros nos rasuremos allá abajo?.

Tal fue la discusión que tuve que hacer un pequeño sondeo, como muchas se dieron cuenta, a través de mensajes SMS. La discusión continúa así que voy a extenderlo al Internet.

Me gustaría conocer sus opiniones acerca del tema, pueden hacerlo anónimamente si así lo desean. También los caballeros están invitados a aportar al tema. No olviden poner su edad y género.

Opinen, opinen, entre más comentarios mejor. Recuerden que no se necesita estar registrado para añadir comentarios.

¡¡¡Peeeeeeeerras!!!

Si, viendo el título de este artículo ya la mayoría estará imaginando de que estoy hablando. Bueno, quizás tienen un par de imágenes en la mente pero no estoy hablando de putas, así que queda una única posibilidad: la Selección de Fútbol de Costa Rica.

¿Por qué calificar a nuestra selección mayor con tan humillante adjetivo? Pues porque eso son, y todos lo sabemos. ¿Por qué apoyarlos? Solo ustedes lo sabrán. Porque algún día serán buenos jugadores, pensarán algunos. En lo personal esa idea dejó mi cabeza hace muchos años. Por patriotismo dirán otros. Pues de todos los atletas ticos, ellos son los que menos representan a Costa Rica.

Viendo esas vagas noticias que salen de vez en cuando. Esas que a veces se cuelan entre la grandiosa noticia del resultado final del partido Carmelita-Liberia, podemos ser testigos del nivel al que ha llegado Costa Rica en diversas disciplinas deportivas que no sean fútbol.

Desde una María del Milagro París hasta una Clauda Poll (y su hermana Sylvia) hemos visto a Costa Rica llegar lejos. Pasando, por supuesto, por José Adrián Bonilla o Lico Ramírez. Sin dejar de lado a Gabriela Traña, Roy Vargas o Nery Brenes y mucho menos a nuestros atletas especiales entre muchos otros.

No entiendo como la gente apoya a deportistas que no dan resultados, y no porque no tienen recursos, sino porque no tienen coraje. El fútbol costarricense tiene el respaldo económico que ninguna otra disciplina tiene. Mientras, los verdaderos deportistas que ponen el nombre de Costa Rica entre los mejores del mundo, tienen que estar mendigando y poniendo plata de su propio bolsillo para llegar a donde están.

Por eso a todos los futbolistas de Costa Rica (excepto los cuatro gatos que si son deportistas) quiero decirles algo desde lo más profundo de mi alma: ¡¡¡peeeeeeeerras!!!

Consejos para el buen turista

martes, 12 de agosto de 2008

Los que acostumbramos viajar, consciente o inconscientemente, tendemos a causar un impacto negativo en el lugar que visitamos. Les voy a dar unos consejos para que así sean buenos turistas.

  1. Deposita la basura en su lugar. Si se separa la basura para el reciclaje entonces pon cuidado que cosa va en que bote. No hay nada más feo que caminar en un bosque o en la playa y ver latas, envolturas y otros desechos tirados por ahí.
  2. Si abres la llave del tubo y te sale un gran chorro, eso no significa que todo el pueblo tenga tal abundancia. No abras toda la llave, toma solo lo que necesites y no dejes correr el agua.
  3. De la misma manera si es un paquete vacacional que incluye comidas. No la desperdicies, menos ahora que escasea en todo el mundo. Sírvete solo lo que vas a consumir, no más.
  4. Darle de comer a animales silvestres es un gran impacto ecológico, sobre todo si se les dan alimentos que no correspondan a su dieta. Las aves no deberían comer papas fritas (si, he visto este caso).
  5. No extraigas nada del lugar de visita. Las conchas son parte del paisaje de la playa y son usadas por animales como cangrejos ermitaños. Las plantas son parte del ecosistema. Los animales no necesariamente sobrevivirán en tu casa. Si te gusta algo, tómale una foto. Las cámaras modernas son económicas, fáciles de usar y ofrecen imágenes de muy buena calidad.
  6. Trata bien a los habitantes del lugar. Que sean diferentes a ti no es razón para humillarlos. Les estás pagando para que te sirvan o a cambio de algún producto pero nunca para que soporten tu mala actitud.
  7. También respeta las tradiciones y creencias de dichos habitantes.

María José, nuevo ídolo costarricense

miércoles, 6 de agosto de 2008

De las múltiples cosas que disfruto al vivir en este país, es el nivel artístico del que soy testigo en el ámbito musical. Y si bien salen cosas como Tapón, también es posible encontrar calidad de exportación. Como ya se habrán dado cuenta, esta vez le tocó a la jóven María José Castillo mostrar su talento, al lucirse en el Latinoamerical Idol con su prodigiosa voz.

Ella esta ahora entre los finalistas. Felicidades María José, gracias por llenarnos de orgullo.



Ya hasta sitio tiene: www.MariaJoseCastillo.com