Llegando lejos en el deporte

viernes, 29 de agosto de 2008

Conversando con mi amiga Marce surgió un interesante comentario: "vos serías muy buen nadador", me dijo. Interesante pues no es la primera vez que me dicen algo así en el ámbito del deporte. Llegar a ser un deportista de alto rendimiento es algo que he analizado ya en otras ocasiones. ¿Qué tan recomendable sería llegar lejos en alguna disciplina? Asumiendo que tuviera la edad necesaria.

La idea de cosechar triunfos a cambio de dedicarme a alguna de las disciplinas que me apasionen suena muy bien. A pesar del intenso trabajo necesario, los constantes avances podrían ser suficiente motivación para continuar.

¿Pero que pasa con mi futuro? En este país ser un deportista de alto rendimiento no tiene su recompensa, por lo menos no en el aspecto económico. A menos que me dedique al fútbol, los ingresos no serían suficientes como para llevar una vida digna. Terminando mi período competitivo, no me quedaría nada. Ni un trabajo estable, ni estudios, ni dinero para invertir. ¡Nada!

Dándole vuelta a estas ideas, supongo que muchos jóvenes pensarán igual. Estoy seguro que aquí existen potenciales campeones mundiales, pero ¿Qué motivación tienen para entregar su vida al deporte y representar a su país?

Si los deportistas costarricenses recibieran el apoyo que se debe, estoy seguro que en Costa Rica abundarían los campeones mundiales.

3 comentarios
Anie dijo...

sí, Leo; la verdad es que te podés imaginar el sufrimiento de muchos que con demasiado amor al deporte y demasiado dolor; dejamos nuestras prácticas deportivas para continuar en la vida real que para nada alienta la competencia de los deportes individuales en nuestro país; ya que aunque tuviéramos un futuro prometedor, no tenemos los medios para dedicarnos a nuestra pasión.

2/9/08 8:06 p. m.  
Erick Meléndez dijo...

Estimado y viejo amigo,

Me alegra mucho que estés empezando un nuevo proyecto deportivo, ojalá y en este si durés suficiente para cosechar los éxitos que anhelas, la satisfacción personal de las cosas bien hechas, la superación de uno mismo y no el reconocimiento público o económico.

Realmente quiero motivarte a que sigas adelante y apoyarte en todo lo que sea necesario para que podás convertir esas medallas de bronce en medallas de oro a nivel de CAMEX o CCCAN, torneos en donde se recibe el honor de ser llamado "seleccionado nacional".

Llegar al podio como ganador y escuchar el Himno Nacional sabiendo que has superado a los mejores atletas de otros países, que has representado dignamente a nuestra Costa Rica es el más grande premio que recibe un deportista (según me han contado, yo no puedo imaginarlo)

Costa Rica es un semillero de atletas de alto rendimiento, Nery Brenes (Atleta olímpico oriundo de Limón) patrocinado por su familia, Silvia Poll (no Claudia) quien fue patrocinada completamente por su mamá, Juan Solís (ciclista), David Fonseca (ciclista) y tantos otros que han obtenido un reconocimiento a nivel internacional y que han tenido que hacerlo con sus propios medios.

Ojalá vos también seas más que una promesa deportiva y que algún día brilles como estos y tantos otros atletas que han destacado nuestro país en el mundo.

3/9/08 9:50 a. m.  
Marco Mora G. dijo...

El deporte exige mucho esfuerzo, sacrificio y constancia, todos los que practicamos alguno ya sea por salud o por competir lo sabemos. En el país lamentablemente no se le da la debida importancia ya que teniendo personas más sanas y felices, muchos gastos por enfermedades se reducirían. Como todo en la vida si se tiene una meta hay que luchar hasta conseguirla, en el caso del deporte creo que nunca es tarde para pretender "lograr llegar lejos", no necesariamente pueden ser las olimpiadas, hay muchos eventos deportivos para participar e ir superándose uno mismo.
Le deseo muchos éxitos en el deporte, saludos.

4/9/08 1:16 a. m.  

Publicar un comentario