¡¡¡Peeeeeeeerras!!!

sábado, 23 de agosto de 2008

Si, viendo el título de este artículo ya la mayoría estará imaginando de que estoy hablando. Bueno, quizás tienen un par de imágenes en la mente pero no estoy hablando de putas, así que queda una única posibilidad: la Selección de Fútbol de Costa Rica.

¿Por qué calificar a nuestra selección mayor con tan humillante adjetivo? Pues porque eso son, y todos lo sabemos. ¿Por qué apoyarlos? Solo ustedes lo sabrán. Porque algún día serán buenos jugadores, pensarán algunos. En lo personal esa idea dejó mi cabeza hace muchos años. Por patriotismo dirán otros. Pues de todos los atletas ticos, ellos son los que menos representan a Costa Rica.

Viendo esas vagas noticias que salen de vez en cuando. Esas que a veces se cuelan entre la grandiosa noticia del resultado final del partido Carmelita-Liberia, podemos ser testigos del nivel al que ha llegado Costa Rica en diversas disciplinas deportivas que no sean fútbol.

Desde una María del Milagro París hasta una Clauda Poll (y su hermana Sylvia) hemos visto a Costa Rica llegar lejos. Pasando, por supuesto, por José Adrián Bonilla o Lico Ramírez. Sin dejar de lado a Gabriela Traña, Roy Vargas o Nery Brenes y mucho menos a nuestros atletas especiales entre muchos otros.

No entiendo como la gente apoya a deportistas que no dan resultados, y no porque no tienen recursos, sino porque no tienen coraje. El fútbol costarricense tiene el respaldo económico que ninguna otra disciplina tiene. Mientras, los verdaderos deportistas que ponen el nombre de Costa Rica entre los mejores del mundo, tienen que estar mendigando y poniendo plata de su propio bolsillo para llegar a donde están.

Por eso a todos los futbolistas de Costa Rica (excepto los cuatro gatos que si son deportistas) quiero decirles algo desde lo más profundo de mi alma: ¡¡¡peeeeeeeerras!!!

0 comentarios

Publicar un comentario