El contraste alrededor de María

lunes, 6 de octubre de 2008

El tema de María José Castillo y su participación en el tercer Latinoamerian Idol parece algo perfectamente aceptable. Para otros, a pesar de aceptar el talento de la tica, el aspecto comercial es un pero en este nuevo boom nacional.

Si nos ponemos a analizar fríamente la situación llegaremos a la conclusión de que no importa quién de los participantes tenga más talento, su destino será definido por los recursos de quienes lo apoyan. ¿Ilógico no?

Es contrastante que todo este afán por hacer dinero pueda llegar a alterar los resultados. ¿Por qué no se delega a los jueces la responsabilidad de determinar quién debería ser el próximo ídolo latinoamericano, como en cualquier concurso? Se supone que son grandes conocedores del tema y por tanto capaces de tomar la decisión. ¿O por qué no se limita a un voto por cada número telefónico, para que así se cuente el número real de personas que apoyan a determinado participante?

La respuesta a esa pregunta es simple: porque eso no les generaría el dinero que están obteniendo en este momento.

Yo igual veo gran talento en María José Castillo, envío mi voto semanalmente, pero me queda esa espina de tener que entrar en ese jueguito comercial.

A María José la invito, una vez que pase este concurso, a buscar ese lado de la música donde las cosas se hacen con sentimiento, esa faceta que muestra un alma y no el vacío que ofrece la música meramente comercial.

Una cantante pop es un simple títere movido por una industria musical que te impone a vos y a tu familia lo que debes decir, que producto comercial recomendar sea de tu agrado o no, cómo vestir, que cantar, cómo bailar, etc. En ese mundo se toma una linda cara, se le pone a cantar algún tema pegajoso que llegará al público meta a punta de publicidad y luego de un corto tiempo, cuando ese boom haya pasado, se desecha en el olvido.

Cuando la música se toma en serio, esta adquiere alma propia y por tanto se inmortaliza como muchos de los grandes clásicos que todavía forman parte de las más selectas colecciones. Espero que todavía tengas el poder de decidir cual camino tomar.

5 comentarios
fabimc dijo...

Oscar Arias declaró el concurso de interés cultural. Bastante patético, pero acorde con la clase de presidente que tenemos.

7/10/08 6:04 p. m.  
Anónimo dijo...

en un mundo tan comercial como el q vivimos no es extraño este tipo de programs q lo q hacen es vender y vender, este en costa rica tuvo tanto boon y fue la oportunidad de q una coterranea este participando, gracias a Dios q ella tiene una muy buena vos y ademas a conseguido tener presencia escenica xq si no q feo seria q todos apoyen a una persona sin talento solo x ser del mismo pais (obvio si no lo tiviera no estaria ahi). x lo demas se nota lo comerical q es todo en q al principio nadie le daba mucha bola, si acaso me di cuenta x el periodico y luego lo risible q fue ver TODOS los medio de prensa como locos, tal fue el asunto q el "presindente" se quiere aprovechar con el cuento del interes cultural, x todo lado todos aprovechan estos programas para ganar

8/10/08 12:19 a. m.  
Gutiérrez dijo...

Esta bueno que haya perdido, y que haya perdido por falta de recursos...

Aunque ella canta "bien", se sabía que American Idol está enfocado a gente con plata.

De hecho, yo pienso que el despliegue que se hizo para apoyar a esta niña fue un ENORME desperdicio.

Porque no se organiza un despliegue de estos para ayudar a las familias de Curridabat que perdieron sus casas por un terraplen? 500 colones por mensaje, que se destinarán a ayudar a estas familias.

Conozco gente que mandó hasta 10 mensajes sólo el día de hoy. Esos ¢5000, multiplicados por digamos, 1000 personas, y tenemos 5 millones de colones para ayudar a estos damnificados.

Como siempre, en este país nos enfocamos en lo superfluo y no en lo que realmente es urgente.

Bienvenida al mundo real, María.

Y más opio para el pueblo...
Viva Costa Rica!!!

9/10/08 10:14 p. m.  
Antonieta dijo...

Alabo a María José, por su decisión de participar en un concurso de esa índole. Realmente es una joven de una familia clase media, salió de un colegio público y con aspiraciones de ser también una odontóloga, pero lo que más rescato es que ha sido una niña muy de familia chineada, dulce que todo lo que el seno familiar le ha dado es amor, comprensión, apoyo y tuvo la valenctía de irse sola a un país que realmente no conoce, sólo para cumplir un deseo de particiapción, es digno de admirar, ya que de la noche a la mañana se ve sola sin su familia, a tomar decisiones por sí misma y a tratar de estar enrrumbada en ese sueño sin despegar del suelo.

María demostró que se puede aprender de la noche a la mañana el cambio como artista, como ser humano lo refleja en sus últimas palabras más centrada para hablar y más objetiva.

Lo que viene es ganancia, podrá estar segura que su país siempre estará con ella, es un gran ejemplo para todos los jóvenes que ven a una líder humilde, sencilla y muy dulce que cumplió el sueño de que fuera conocida en un concurso de esa magnitud.

Los ticos somos muy unidos en todo y seguiremos ayudando en todo lo que necesitemos porque así somos. En la teletón, para hospitales, para los que han sufrido alguna desgracia, pero en medio de tanta tristeza y pobreza, María José nos dió una pausa de gran alegría y sonrisas, que al final de todo nos hace regresar a la vida real.

10/10/08 11:50 a. m.  
fdog dijo...

A todos los que apoyaron a María José: no se sientan mal de que haya perdido. Con sus votos hicieron que Sony se hiciera de más dinero ;-)
Con esa plata le hubieran pagado un disco de estudio y una super publicidad, mucho más de lo que han podido hacer antiguos ganadores del concurso.
El que no haya ganado por lo menos nos da un posible indicativo de que no somos tan ignorantes como nuestros vecinos del sur, o que no tenemos tanto dinero...

10/10/08 2:16 p. m.  

Publicar un comentario